Bulimia nerviosa, un trastorno que no come cuento

1
102

La bulimia nerviosa es uno de los trastornos más comunes de la alimentación. Pero antes de adentrarnos en los detalles específicos de esta patología veamos en qué consiste esta familia de problemas que tienen que ver con desórdenes a la hora de comer.

Los trastornos alimentarios

Son afecciones graves de la salud mental según Medicine Plus. Implican problemas serios sobre cómo se piensa sobre la comida y la nutrición. Los trastornos alimentarios más comunes incluyen anorexia nerviosa, bulimia nerviosa, trastorno por atracón y trastorno por evitación y/o restricción de alimentos. Estos trastornos pueden provocar problemas físicos, emocionales y psicológicos graves. Los síntomas comunes incluyen dietas extremas, comer en exceso, intensa atención al peso y otros comportamientos relacionados con los alimentos. Las personas que sufren de trastornos alimentarios necesitan un tratamiento adecuado, que incluya terapia, medicación y una alimentación saludable.

La bulimia nerviosa

El concepto de bulimia nerviosa se define como un trastorno de la alimentación que se caracteriza por episodios repetidos de ingesta excesiva de alimentos en un periodo corto de tiempo y acciones compensatorias para no digerir los alimentos consumidos . Esto se une a una preocupación excesiva por el control del peso corporal, lo cual le puede llevar a utilizar métodos para controlar el aumento de peso.

Aquí empieza Cristo a padecer, como dirían nuestro padres, la cantidad de sensaciones y conductas tanto físicas como psicológicas que empezamos a emitir van directamente en contra de nuestra salud.

Cuáles son los síntomas de la bulimia nerviosa

La Universidad de Navarra nos describe así los síntomas de este trastorno:

Los síntomas que indican que una persona puede presentar bulimia son los atracones y la ingesta desmesurada de alimentos en poco tiempo.

Pérdida de control sobre la comida, lo cual a su vez genera mucha ansiedad.

El paciente puede utilizar mecanismos compensatorios para controlar el aumento de peso (uso de diuréticos, laxantes, ejercicio excesivo, dieta hipocalórica, periodos de ayuno, etc.).

Además de los síntomas psicológicos que puede presentar (ansiedad, depresión, baja autoestima…), se pueden dar síntomas físicos como cefaleas, problemas dentales, cara hinchada, pérdida de cabello, irregularidad en la menstruación, deshidratación, arritmias, etc.

Los síntomas más habituales desde el punto de vista físico son

  • Distorsión de la imagen corporal.
  • Malnutrición.
  • Alteraciones digestivas.
  • Alteraciones bioquímicas en sangre.
  • Falta de calcio.

El DSM-5 y la frecuencia

Al leer estos síntomas nos damos cuenta que su diagnóstico casi va ligado a las consecuencias, así que fuimos al DSM-5 la Guía de Consulta de diagnósticos e incorpora un elemento más característico y muy importante: la frecuencia.

La guía indica que si una persona ingiere en un período de (02h) dos horas, por ejemplo, mayor cantidad de alimento que la mayoría de las personas en las mismas condiciones es una característica muy determinante y lo siguiente es la medida compensatoria, que viene a ser como la fórmula para no asimilar esta porción de alimento y «no engordar» que puede ir desde la simple inducción de vómito hasta las mucho más severas automedicaciones con el consumo de laxantes, diuréticos u otros medicamentos.

La recurrencia, como en la mayoría de las enfermedades es lo que la determina, así como su intensidad.

Es la bulimia nerviosa una situación muy agobiante para quien la padece y pasa su entorno social.

Clasificación de la Bulimia Nerviosa

EL DSM-5 establece que la bulimia puede tener cuatro grados o niveles: leve, moderado, grave y extremo, según la cantidad de eventos compensatorios a la ingesta alimenticia:

  • Leve: Un promedio de 1–3 episodios de comportamientos compensatorios inapropiados a la semana.
  • Moderado: Un promedio de 4–7 episodios de comportamientos compensatorios inapropiados a la semana.
  • Grave: Un promedio de 8–13 episodios de comportamientos compensatorios inapropiados a la semana.
  • Extremo: Un promedio de 14 episodios de comportamientos compensatorios inapropiados a la semana.

Tratamiento

¿Qué debo hacer si tengo estos síntomas o lo tiene un familiar?

El tratamiento más eficaz contra la bulimia es una combinación de terapia psicológica, fármacos antidepresivos y educación nutricional, para modificar tus hábitos de alimentación, estableciendo una dieta saludable con el apoyo de tus familiares

El diagnóstico es clínico y se deben descartar causas médicas de pérdida de control con la comida y de vómitos

En Terapia Venezuela hemos venido haciendo un seguimiento al tema del control de peso y las posibles situaciones en las que os podemos ver afectados por esta situación, sobre todo desde el punto de vista de la salud mental.

Los constantes reforzamientos sociales a través de todos los medios y de las personas que nos rodean, haciendo que el no tener una figura atlética sea motivo para hacer bulling a todas las edades, va degradando la autoestima y colocando ideas catastrofistas en nuestro pensamiento solamente por el peso corporal deuda persona.

Lee más de lor trastornos alimentarios en nuestras sección en Terapia Venezuela

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here